• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
La manera de entrar en un mundo delicioso sin poner en riesgo la salud REPOSTERÍA Y DIABETES, ¿UN MUNDO IMPOSIBLE? Podría parecer algo incapaz de congeniarse, pero te contamos cómo es posible
El mundo de la repostería es uno tremendamente dulce y eso no siempre encaja con todos. Las personas con diabetes deben cuidar especialmente el azúcar que comen y, por ello, los postres se les pueden volver un enemigo. Pero aquí te contamos cómo formar parte de este delicioso mundo sin tener que poner en riesgo la salud. Las alternativas son muchas y variadas, ¿quieres conocerlas?
Repostería y diabetes Existen muchos sustitutos para el azúcar, tanto naturales como artificiales.
Andrea Mora / GastroCanarias
19 junio 2020

La diabetes se trata de una enfermedad que se hace presente en el cuerpo cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre es demasiado alto. Este azúcar en sangre es la principal fuente de energía y viene de todo lo que comemos, la insulina, creada en el páncreas, ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese en las células y así que se convierta en energía. En las personas diabéticas, el cuerpo no genera insulina o no la suficiente y el azúcar se queda en la sangre, sin llegar a las células, lo que a la larga puede causar problemas de salud. 

Es por ello que las personas con esta condición deben cuidar mucho lo que comen, sobre todo aquello que contenga azúcar. En el caso de la pastelería o de los postres, el azúcar suele estar muy presente y meterse en este mundo teniendo diabetes puede convertirse en un auténtico reto. Sin embargo, no es imposible, existen infinidad de recetas de postres y dulces especialmente pensados para estos individuos, te daremos solo unos pocos ejemplos y consejos para que vayas entrando en este mundo, ya que tener diabetes no implica tener que renunciar al dulce y maravilloso mundo de la repostería. 

Un gran sustitutivo del azúcar es el edulcorante, pero hay que tener muy en cuenta qué edulcorante vamos a usar. El más recomendado es el azúcar de abedul (también conocido como xylitol), proporciona el mismo sabor dulce, pero tiene mucho menos glucémico. También se pueden endulzar los postres con elementos más naturales, como la fruta fresca madura o deshidratada, como puede ser el caso de las manzanas, plátanos o higos. Incluso podemos usar verduras, por ejemplo, la remolacha o zanahoria. 

 Por último, te dejamos aquí una receta estupenda de un flan de chocolate

Ingredientes:

  • Cacao sin azúcar: 100 gr.
  • Leche desnatada: 1 taza
  • Huevos: 2
  • Stevia o azúcar de abedul : 1 cucharadita

Preparación:

  • En un cazo añadimos leche y calentamos hasta que se caliente. Añadimos el chocolate en trozos y removemos constantemente para que no se pegue o queme. Cuando esté completamente fundido, retiramos y dejamos enfriar. 
  • En una taza mezclamos los huevos y la stevia o azúcar de abedul hasta que se quede homogéneo. Lo vuelcas en una flanera. 
  • En un recipiente para horno mete la flanera y echas un poco de agua por fuera para preparar los flanes al baño maría. Dejar en el horno, que debe ser precalentado antes y lo dejáis 35 minutos a 180 º.
  • Después dejamos enfriar y por último lo sacamos del molde y ¡listo! 

Esto es solo un ejemplo del mundo que se abre de repostería apto para diabéticos. Esto no debe ser un impedimento para dejar de disfrutar de la dulzura de esta industria, existen muchas alternativas que te pueden ayudar a preparar postres estupendos para ti y tu familia y que serán, sin ninguna duda, muy sanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *