• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Somos lo que comemos ¿QUÉ ES LA COMIDA REAL? La importancia de evitar los alimentos ultraprocesados, que dañan nuestra salud.
El “Realfooding” es un estilo de vida que se basa en ingerir comida real y evitar los ultraprocesados. Es un movimiento que defiende el derecho a una alimentación saludable.
Alimentos naturales y reales Los productos procesados tienen componentes que afectan a nivel hormonal, metabólico, digestivo… No hay que comer menos y hacer más ejercicio; hay que comer mejor y hacer mejor ejercicio.
Desireé Martín Francisco (Periodista – Alumna en prácticas) / GastroCanarias
05 abril 2021

La preocupación por comer bien y de forma saludable no es de ahora. A todos nos gusta cuidarnos y sentirnos mejor. Sin embargo, las prisas nos hacen recurrir a alimentos ultraprocesados que pueden perjudicar nuestra salud.

Seguramente habrás escuchado alguna vez el término “realfooding”. Se trata de un movimiento social que se ha creado en torno a las redes sociales. Es un estilo de vida que consiste en eliminar todo tipo de alimentos ultraprocesados de nuestra dieta para sustituirlos por comida real o real food, de ahí el nombre.

El precursor de este movimiento pro-salud es Carlos Ríos, un joven nutricionista graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Con su perfil de Instagram, que ya cuenta con 1 millón y medio de seguidores, intenta llegar a todo el público interesado por la comida sana. Asimismo, muestra la realidad de las industrias de alimentación ultraprocesada.

Carlos Ríos sostiene que, hasta ahora, la alimentación se ha centrado en los nutrientes y en las calorías, en lugar de centrarse en la comida real. Para él, la comida real es la que se compone de alimentos reales o de alimentos mínimamente procesados, cuyo procesamiento industrial o artesanal no haya empeorado la calidad de la composición ni sus nutrientes.

Dentro de este movimiento “real food” encontramos algunos términos que siempre hemos escuchado y han estado presentes en nuestras vidas. Por ejemplo: alimentos saludables, no procesados, frescos, integrales o naturales.

Todo esto hace referencia a la comida real, que se puede definir como “el conjunto de alimentos que se encuentran en la naturaleza, que se ingieren sin elaborar, alterar, sin aditivos o sin productos químicos”. A continuación, te dejamos una lista para saber qué alimentos son 100 % reales y naturales:

  • Frutas y verduras frescas, locales, de temporada y orgánicas.
  • Carnes y mariscos, alimentados con pasto, sin hormonas o medicamentos.
  • Productos lácteos y huevos: procedentes de animales alimentados con pastos, criados en el campo.
  • Granos integrales: deben ser 100% integrales.
  • Legumbres: se incluyen judías, guisantes, lentejas, garbanzos…, pero deben ser naturales, no envasados o en lata.
  • Frutos secos: crudos, sin sal ni azúcar y orgánicos.
  • Especias, hierbas y condimentos: deben ser frescos y no procesados.
  • Aceites: virgen extra.
  • Edulcorantes naturales sin refinar: miel, jarabe de arce, azúcar de caña integral.

Por el contrario, encontramos los alimentos ultra procesados, los que contienen pesticidas u otros productos químicos, que, por lo tanto, no son comida real.

  • Los alimentos empaquetados, preparados o lo que se denomina “comida rápida”: contienen aditivos, productos químicos, sabores y colores artificiales.
  • Granos refinados: pueden ser la harina blanca, el arroz blanco, la pasta blanca o cualquier grano que no sea 100% integral.
  • Azúcar refinado: es decir, el azúcar blanco.
  • Bebidas, refrescos y lácteos azucarados.
  • Bollería industrial.
  • Galletas y derivados.
  • Dulces, chucherías y helados.
  • Carnes procesadas.
  • Panes refinados.
  • Alimentos modificados genéticamente.

Estos alimentos, además de contribuir en el desarrollo de muchas enfermedades, también provocan cierta adicción, ya que generan sobre nosotros una gran sensación de placer. Esto se debe a que, nuestro cerebro ante los alimentos ricos en azúcar, grasas y sal, libera una serie de sustancias como la dopamina y serotonina, que producen un bienestar en nuestro organismo sin darnos cuenta de lo perjudicial que resulta para nuestra salud.

En cuanto a los beneficios que nos aporta la comida real, podemos destacar los siguientes:

  • Prevención de ciertas enfermedades como la diabetes, hipertensión o la obesidad.
  • Fortalecimiento del sistema inmune.
  • Aporte de vitaminas y minerales a nuestro cuerpo.
  • Eliminación de la posibilidad de ingerir aditivos o conservantes, que suelen estar presentes en casi todos los alimentos procesados.
  • Mejora la salud interna y externa, esto se ve reflejado en la actitud, la motivación y la energía diaria de las personas.

Formar parte de este movimiento, sin duda, ofrece beneficios al organismo y, aunque parece una moda en la actualidad, se trata de fomentar un gran cambio en nuestra forma de alimentarnos que adquiramos desde ahora y para siempre.

Antes de concluir, conviene reseñar, sin embargo, que también existen productos procesados que sí son saludables, son los que el movimiento “real food” considera como “buenos procesado”, porque no modifican la calidad del alimento. Entre estos alimentos estarían el aceite de oliva, las conservas de legumbres y verduras, o los productos congelados de pescado, hortalizas y verduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *