• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresarial
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Un logro en un año muy seco, con solo 154 litros de lluvia contabilizados LA PRIMERA VENDIMIA DEL HEMISFERIO NORTE ES CANARY WINE Bodegas Viñátigo inició su recogida ayer, 8 de julio de 2020
Bodegas Viñátigo ha sido quien ha iniciado las vendimias del hemisferio norte, comenzando la recogida el 8 de julio. Este año, debido a la sequía y las condiciones climáticas, se ha comenzado la vendimia mucho antes de lo previsto, pero han conseguido Marmajuelo y Verdello en la parcela de San Juan Degollado.
La primera vendimia del hemisferio norte de Tenerife. Las variedades vendimiadas han sido Marmajuelo y Verdello, que en otros años se suelen recoger a mitad de agosto.
GastroCanarias (con información de Saboreando Canarias)
09 julio 2020

Bodegas Viñátigo inició el 8 de julio la primera vendimia del hemisferio norte del año, incluso ante toda adversidad de las condiciones climáticas. La bodega está ubicada en el municipio de La Guancha al Nordeste de la Isla de Tenerife y está adscrita a la DOP Islas Canarias. Han conseguido esta tarea en un año extremadamente seco, con solamente contabilizados 154 litros de lluvia – cuando lo habitual hubiera sido situarse en torno a 500 – y con un notable incremento de temperaturas medias durante los meses de primavera, consecuencia del cambio climático, lo que ha provocado un adelanto en el inicio de la vendimia.

 La cosecha 2020, a pesar del adelanto, se presenta con un estado sanitario muy bueno; un nivel de maduración óptimo, que se intenta preservar con el adelanto en el inicio de la recogida, conservando una acidez alta y con un nivel de producción bastante mayor que la cosecha anterior en el 2019, que fue muy corta.

 

La parcela San Juan Degollado, donde se ha iniciado esta primera vendimia del hemisferio norte, está ubicada en el municipio tinerfeño de Garachico, lugar donde se encontraba antaño el puerto, sepultado por el volcán de Trevejos en 1703 y desde donde se exportaban los famosos Canary en los siglos XVI y XVII a todo el mundo. Esta parcela es de una gran belleza paisajística, formada por bancales construidos con roca volcánica, que contribuyen a superar las adversas dificultades generadas por la orografía en Tenerife para el cultivo de la vid; unas estructuras que además juegan un papel muy importante frente a la erosión.

A la cota donde se encuentra esta parcela, 160 metros sobre el nivel del mar, las variedades vendimiadas han sido Marmajuelo y Verdello, que en otros años se suelen recoger a mitad de agosto.

El cultivo se realiza de forma sostenible – aplicando exclusivamente productos naturales para el control de plagas y enfermedades – al igual que la elaboración, en la que se respeta al máximo la expresión del terroir, buscando resaltar en los vinos la singularidad de una viticultura tan excepcional.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.