• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresarial
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
El alimento perfecto para combatir el frío ¿ERES DE CHURROS O DE PORRAS? Durante esta época, los churros y las porras son uno de los alimentos más consumidos por las personas, que aprovechan los días de frío para acompañarlos de un buen chocolate o café caliente.
Ha llegado el frío y con él la solución gastronómica para entrar en calor: churros con chocolate. Durante esta época es uno de los alimentos más consumidos en todas partes del mundo, también en Canarias, donde se distingue entre churros y porras. ¿Sabes en qué se diferencian? Te lo contamos en este pequeño artículo.
De izq. a dcha.: churros y porras Los churros son más finos y pequeños, las porras más gruesas y grandes. Se diferencian además en sus ingredientes y elaboración.
Noelia Guerra Fumero/GastroCanarias
30 noviembre 2020

En estos días de frío lo único que apetece es algo calentito, como unos churros y un buen chocolate para entrar en calor. Las luces de Navidad en todos los pueblos y ciudades ya se han encendido y es tradición, aunque este año será algo diferente debido a la pandemia, pasear por las calles para ver el alumbrado navideño y pararnos en las churrerías para comer churros o porras acompañadas de un café o un chocolate caliente.

Los churros y las porras son el producto gastronómico por excelencia de las épocas de frío. Consisten en una masa de harina cocinada en aceite que adquieren varias formas: recta, en forma de bastón, en lazos o en espirales. En sus variantes modernas, a veces, pueden tener relleno o estar rebozados de azúcar, chocolate, crema pastelera o dulce de leche.

Se consumen en todas partes del mundo, también en Canarias, donde se distingue entre churros y porras, pero ¿cuál es la diferencia?

A parte de su aspecto físico, en el que los churros son más finos y pequeños y las porras más gruesas y grandes, también se diferencian en su elaboración y en sus ingredientes.

En primer lugar, la masa de los churros se prepara a “golpe de agua”, es decir, se echa de golpe la harina en el agua hirviendo y se remueve con movimientos circulares hasta que esté lista. Luego, se introduce la masa en la churrera (máquina hostelera especializada en la elaboración de churros) y con el aceite caliente se vierten los hilos, cortados a mano, que salen por la churrera. Aquí es cuando la persona que los elabora decide si hacerlos en línea o en forma de lazo. Tras 2 o 3 minutos aproximadamente de fritura de la masa, se sacan los churros utilizando una espumadera.

Por otro lado, la masa de las porras lleva bicarbonato sódico y dicha masa debe reposar 10 minutos. Además, la cantidad de harina es superior a la de agua, diferente a la proporción de agua y de harina en la elaboración de los churros (donde se añaden dos litros de agua por cada kilo de harina). En el caso de la elaboración de las porras, se utiliza la combrera, máquina para extrusionar la masa, que se coloca en el centro de la sartén con aceite hirviendo. Con los palos de rodar se gira la masa de las porras sobre sí misma hasta que adopte una forma espiral. Luego, con unas tijeras se van cortando y se dejan reposar para posteriormente servirlos.

Unos u otras, churros o porras, son un alimento muy sabroso y consumido durante estas Fiestas. Por suerte, tenemos muchos establecimientos y churrerías donde poder degustarlos. Aprovechamos la ocasión para mostrar nuestro apoyo, desde GASTROCANARIAS, a todo el sector hostelero y de restauración afectado gravemente por la COVID-19 y sus restricciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.