• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresarial
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
El sector hostelero se enfrenta a dificultades EL FUTURO INCIERTO DE LA RESTAURACIÓN ¿Por qué tenemos que apoyarlos?
Vivimos unos tiempos en los que el futuro se presenta confuso, sin un plan claro, pero por lo menos sabemos que los trabajadores no esenciales se van a incorporar de nuevo a sus puestos. Sin embargo, hay un sector que todavía no puede unirse a ello, el hostelero y el de la restauración. Ante esta dificultad, somos nosotros los que, cuando podamos volver a las calles, tendremos que apoyarlos en su vuelta a la normalidad.
La incertidumbre de un futuro incierto El sector de la restauración todavía no se reincorporará, a diferencia de otros sectores no esenciales
Noelia Fumero / Andrea Mora / GastroCanarias
17 abril 2020

Desde hace más de un mes, estamos en una situación que es una incertidumbre total para todas las personas. No sabemos cuándo se levantará el estado de alarma y acabará el confinamiento, cuándo podremos volver a salir a la calle para pasear, o volver a trabajar y poder comer en restaurantes… la verdad es que nadie sabe nada. Algo que sí podemos intuir es que el sector peor parado, dado que no puede reincorporarse a la actividad esta semana, es el de la hostelería. En el último Real Decreto 487/200, de 10 de abril, se establece que los sectores considerados no esenciales vuelven a ponerse en marcha. Por tanto, volvemos al escenario de antes del 30 de marzo, aunque con el estado de alarma prorrogado, pero ¿se han parado a pensar cómo afecta esta reincorporación a muchos de los sectores?

El sector de la restauración en España es uno de los más activos en nuestro país y uno de los motores de la economía. En 2018 existían en torno a 280.000 locales de la restauración en España, siendo la mayoría de ellos micropymes que emplean de una a cinco personas. Sin embargo, este sector y en especial las micropymes son, a día de hoy, las más afectadas por la pandemia del Coronavirus, bien porque no tienen el servicio a domicilio activado o porque no les renta tenerlo. El cierre temporal les trae grave consecuencias, porque se paralizan los ingresos y por tanto, perjudican los salarios de los empleados, muchos de los cuales ya se han ido al ERTE. 

Conociendo estas cifras, resulta evidente el apoyo que necesita la restauración en el momento que podamos salir de nuevo a la calle. Durante años nos han brindado grandes experiencias: comidas familiares, cenas románticas o grandes platos que nos dejan marcados. No sabemos cuándo volverán a abrir los aeropuertos o cuándo volveremos a recibir turistas, entonces queda en nosotros y nosotras la responsabilidad de ayudar a todos esos locales de restauración, darles el empujón que necesitan, ya que estuvieron ahí durante todo este tiempo para las personas. Si queremos volver a disfrutar de todas las experiencias que nos han brindado, tenemos que ayudarles a que se mantengan abiertas, para que puedan cocinar para nosotros y volver a deleitarnos con tan sabrosa gastronomía. 

Estas semanas lo que más hemos hecho es aprender a cocinar, hacer pasteles y platos que hasta ahora nunca nos habíamos atrevido. Ya conocemos el trabajo que hay detrás de una cheesecake o de un plato de pollo al horno con batata, las hacemos con amor y con cariño. Cuando entregamos esa creación a la gente que está pasando el confinamiento, nos da una buena sensación que nos feliciten, que nos lo agradezcan y es esa misma sensación la que quieren conseguir los locales. Están deseando volver a darnos esos platos a los que tanto cariño le ponen, quieren sentirse arropados una vez puedan volver a trabajar, que esos tiempos de incertidumbre no sean tan graves. Así que está en todos y todas nosotras sacarlos adelante. #ApoyaElComercioLocal 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.