• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Es fruto de la investigación de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria EL CABILDO IMPULSA EL PROYECTO ‘VERMUT DE TENERIFE’ PARA DIVERSIFICAR EL SECTOR DEL VINO Javier Parrilla, consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, presentó ayer los 3 productos que forman parte de la iniciativa y que ya se están comercializando
El Cabildo de Tenerife lanza la iniciativa Vermut de Tenerife para diversificar la oferta del sector vitivinícola en la Isla. El proyecto se remonta a 2014, cuando el Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo desarrolló en su bodega de Araya un proyecto de elaboración de vermuts tinerfeños, para en 2016 elaborar el vermut Cuatro Fincas, que se presentó en la Feria GASTROCANARIAS de 2017. De este modo, surgen los 3 vermuts que ahora se comercializan: el blanco Brumas de Ayosa, de la Bodega Comarcal del Valle de Güímar; el Malvillo, de la Bodega Lacasmi; y el Humboldt, de Bodegas Insulares de Tenerife.
De izq. a dcha.: Javier Parrilla, consejero insular del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca, y María Hontoria Fernández, responsable de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo, en la presentación del proyecto 'Vermut de Tenerife'. Foto: Cabildo de Tenerife A los Vermuts ‘Brumas de Ayosa’, de la Bodega Comarcal Valle de Güímar; ‘Malvillo’, de Bodega Lacasmi-Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel; y ‘Humboldt’, de Bodegas Insulares, está previsto que se unan próximamente los de Tajinaste y La Suertita
Noelia Guerra Fumero/GastroCanarias (con información de prensa del Cabildo de Tenerife)
15 diciembre 2020

El Cabildo de Tenerife, a través del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca, impulsa el proyecto Vermuts de Tenerife, que tiene como objetivo fomentar la diversificación de la oferta del sector vitivinícola de la Isla. El consejero insular Javier Parrilla y la responsable de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo, María Hontoria Fernández, presentaron ayer la iniciativa en la que participan tres bodegas tinerfeñas que han elaborado y comercializado vermuts: la Bodega Comarcal del Valle de Güímar, con Brumas de Ayosa; la Bodega Lacasmi-Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel, con Malvillo; y Bodegas Insulares de Tenerife, con la marca Humboldt.

 

Parrilla destacó que este proyecto, fruto de trabajo de investigación de la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria, viene a respaldar “la comercialización del sector vitivinícola tinerfeño con la apertura de nuevas líneas de negocio y nuevos productos de calidad, como es el caso del vermut, siempre en consonancia con el consumo responsable”. El consejero insular subrayó que se trata de un “producto elaborado con materias primas originales de la Isla y de Kilómetro Cero, tanto el vino como los componentes vegetales empleados”.

 

Por su parte, María Hontoria Fernández recordó que la iniciativa tiene su origen en 2014, cuando el Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo de Tenerife desarrolló en su bodega experimental de Araya (Candelaria) un proyecto de elaboración de vermuts tinerfeños. “Hasta unos 40 diferentes botánicos, como así se llaman los componentes vegetales que se emplean en la maceración de los vermuts, han sido ensayados y evaluados, extrayéndose, tras muchas experiencias, un gran conocimiento del potencial en la elaboración de este producto”, señaló.

 

A raíz de estos ensayos en la bodega experimental del Cabildo, en 2016 se elaboró el vermut Cuatro Fincas, que se presentó en la Feria GASTROCANARIAS de 2017, con una gran aceptación y acogida del público asistente. A partir de ahí, la Unidad de Enología del Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria, comienza a dar apoyo, de la mano del enólogo Francisco Calixto, a las bodegas de la Isla interesadas en elaborar su propio vermut. De este modo, y con el respaldo técnico del Cabildo, surgen los tres vermuts que ahora se comercializan: el vermut blanco Brumas de Ayosa, de la Bodega Comarcal del Valle de Güímar; el Vermut Malvillo, de la Bodega Lacasmi, de la Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel; y el Vermut  Humboldt, de Bodegas Insulares de Tenerife. Se trata de tres vinos aromatizados de gran calidad, con tipología distinta y 100% tinerfeños.

 

Al acto asistieron también representantes de las tres bodegas participantes: los enólogos Pedro Lorenzo Díaz y José Luis Hernández, de la Bodega Comarcal del Valle de Güímar y de la Sociedad Cooperativa Agrícola San Miguel, respectivamente; y Miguel Sánchez, gerente de Bodegas Insulares.

 

Por último, María Hontoria Fernández indicó que se ha iniciado una campaña de promoción del proyecto Vermut de Tenerife, iniciativa de transferencia del sector público al privado a la que está previsto que se sumen dos nuevas bodegas, Tajinaste y La Suertita.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *