• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • img-sponsor-torres
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Trufas y Jareas ¡Hoy hay lapas! Un homenaje a un producto muy local, un producto muy de Trufas y Jareas
En esta época del año, cada vez más, nos apetece acercarnos al mar y degustar cada uno de los productos que nos regala el Océano y que muchas veces no son tan apreciados. Es el caso de la lapa canaria, un producto que para la gente isleña es un verdadero manjar.
LAPAS FRESCAS A LA PLANCHA
Lapas Frescas a la Plancha • La lapa canaria para los isleños es una de las maravillas gastronómicas de la tierra y en nuestra gastronomía hay que incluirla en donde se merece.
• En Canarias, existen 4 variedades de lapa: la lapa "curvina" o "lapa burro", la lapa majorera, la lapa negra y la lapa blanca.
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias
12 julio 2017
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El verano continúa avanzando y a la hora de ir a comer y disfrutar de la gastronomía de esta estación tan animada del año, apetece estar cerca del mar y saborear los productos que el Gran Azul nos regala.

Con su color marino muy oscuro, el Océano Atlántico es una fuente de vida submarina de la cual los canarios se sienten realmente orgullosos y de la que aprovechan hasta el último producto.

Prueba de ello es que materias primas tan poco apreciada por gente de otras zonas de la geografía española son para la gente isleña verdaderos manjares y, con las que incluso se llegan a realizar numerosas elaboraciones a partir de ellas. Uno de estos productos es la lapa.

Si le preguntáramos a un gallego por la lapa, diría que ese molusco es incomible o, a un andaluz, que lo usaría para engodar y atraer así a los peces durante el acto de la pesca.

Sin embargo, ante tales comentarios, nuestra gente tendría una expresión en su cara de decir si están locos como para desperdiciar lo que para muchos de los canarios es un manjar y seña de identidad de la variada gastronomía canaria.

En Canarias, existen 4 variedades de lapa: la lapa “curvina” o “lapa burro”, la lapa majorera, la lapa negra y la lapa blanca.

La lapa curvina se encuentra en el horizonte superior del intermareal, y no se marisquea por la dureza de su carne y sabor mediocre.

La lapa majorera sólo se encuentra en pequeñas poblaciones en la Isla de Fuerteventura y unas decenas de ejemplares en el Islote de Lobos. Es muy apreciada por su sabor y fácil recolección. Esta lapa se encuentra protegida y su extracción está penalizada por la ley.

La lapa negra y la lapa blanca, se encuentran en el intermareal y el submareal somero, a poca profundidad. Debido a la presión marisquera en muchas zonas del litoral canario, sólo es posible localizar ejemplares de estas especies debajo del agua, a varios metros de profundidad. Por esta razón, muchos mariscadores las denominan “lapas de fondo”. Serán necesarias gafas y tubo para poder acceder a ellas.

La lapa está presente en numerosas elaboraciones de restaurantes de nuestras islas y supone un reclamo cuando un grupo de comensales escucha al camarero decir: ¡hay lapas!

Una pasta fresca con caldo de lapa del Gastrobar AIE del genial Omar Bedía, se nos impregnará en nuestro encéfalo de tal manera, que será difícil olvidarla.
Una cerámica del magnífico Gonzalo Martín, el “ceramista de las estrellas”, quien ha ideado un precioso plato con forma de concha de lapa, para soportar un pulpo con caldo de cefalópodos en el bonito y riquísimo restaurante Las Aguas en el Gran Hotel Bahía del Duque, donde el chef gomero Braulio Simancas nos intenta hacer viajar a las estrellas o, simplemente una tapa de lapas a la plancha en cualquier bar de playa que tanto apetece disfrutar con una buena caña fría en nuestras costas, como es el caso del restaurante La Caleta en La Caleta de Adeje.

El reflejo del gran azul que llega hasta esa costa de riscos sin arena y de aguas cristalinas del sur de Tenerife es una gran instantánea y acompañados por unas lapitas a la plancha incluso será más bonita y placentera.

Para algunos desechada y despreciada o usada para engodar, para otros todo un manjar.

El verano continúa y apetece disfrutar de una gastronomía fresca de nuestro mar.

La lapa canaria para los isleños es una de las maravillas gastronómicas de la tierra y en nuestra gastronomía hay que incluirla en donde se merece: Como un gran producto, como un producto muy de trufas y de jareas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *