• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Almogrote gomero Receta
imagen-patrocinador-comeztier
Te traemos la receta homenaje al Día Internacional del Queso, el 27 de marzo. El almogrote es una especie de pasta típica de La Gomera que se hace para aprovechar el queso excesivamente curado. Se unta en pan bizcochado y es un aperitivo estupendo para acompañar unos vasos de vino. Se trata de una de las tapas que han cruzado las fronteras insulares y ya es conocida, y servida, en todo el Archipiélago. En los diccionarios españoles no figura la palabra almogrote, que debe ser una corrupción de almodrote: salsa hecha con aceite, ajo y otros Ingredientes. Se elaboraba siempre en mortera –el almirez de madera basto y con mango, típico de la Isla Colombina-, pero, al contrario que los mojos que han de majarse siempre a mano para que conserven su personalidad, el almogrote puede hacerse en batidora siempre y cuando las cuchillas del aparato tengan la fortaleza suficiente para enfrentarse a la dureza del queso.
Ingredientes:
Para 8 personas
Relación
Cantidad
Queso de cabra muy curado y duro
medio kilo (mejor de La Gomera, rallado a mano)
Pimentón
1 cucharada
Pimienta picona
1 unidad
Aceite de semillas
1 vaso
Ajo
2 dientes
Tomate maduro (opcional)
200 gramos
Elaboración:
  • Se ralla el queso ahumado de cabra, que debe ser muy curado y duro. Es muy importante que este ingrediente sea rallado a mano y no en batidora eléctrica, tipo Minipimer o Thermomix. En restaurantes, cuando las cantidades de almogrote son grandes, se admite que esta operación se haga industrial, pero con unas máquinas especiales que semejan al rallado a mano.
  • Se majan los dientes de ajo en el mortero, junto con la pimienta picona y, opcionalmente, el tomate fresco madurito.
  • Se va incorporando el aceite de semillas, conformando una mezcla homogénea de ajo, pimienta, pimentón y, opcionalmente, tomate.
  • A partir de este momento se va incorporando el queso de cabra curado ahumado poco a poco hasta conformar una pasta espesa y fina (a gusto del consumidor), que se pueda untar con facilidad. SUGERENCIAS: Las cantidades que se ofrecen aquí son solamente a título de sugerencia. Cuantos más ajos y pimienta se ponga, más fuerte y picante será el resultado. En muchos recetarios populares se empleaba el tomate y, en nuestra opinión, este elemento mejora sensiblemente el producto final, otorgándole más finura y suavidad. Si se usa el tomate, se puede prescindir del pimentón o, por lo menos, emplear mucha menor cantidad. La desaparición paulatina del tomate en este preparado se debe a que su presencia hace que el almogrote tienda a ponerse agrio, por lo que ha de consumirse pronto y no se puede conservar.