• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresarial
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Producto de calidad y unas vistas maravillosas DELICIOSO ALMUERZO EN EL CALDERITO DE LA ABUELA Utilizan productos regionales siempre que sea posible, pues les garantiza la mejor calidad y favorece una relación personal con los proveedores locales
Mario y Fabián llevan desde 2005 haciendo de El Calderito de la Abuela un lugar en el que la gastronomía y el ambiente se unen para que tus momentos allí sean inolvidables.
Comedor principal con una amplia zona acristalada "Nos encanta usar ingredientes locales cuando nos enfrentamos al desafío de crear nuevos platos para ofrecer fuera de carta", afirman los hermanos Torres.
Zenia Daswani, Alicia Díaz y Desireé Martín (Periodistas - Alumnas en prácticas) / GastroCanarias
11 mayo 2021

El equipo de GastroCanarias tuvo la oportunidad de disfrutar de un exquisito almuerzo en el restaurante El Calderito de La Abuela. Después de un largo periodo de tiempo en el que las restricciones por la COVID-19 solo permitían hacer uso de las terrazas, por fin el sector ha vuelto a abrir sus puertas por completo. Por ello, hemos seleccionado este restaurante para celebrar esta esperada decisión. No solo pudimos degustar los sabrosos platos, sino también contemplar las maravillosas vistas del norte de la isla.

El Calderito de La Abuela se caracteriza por ofrecer deliciosos platos de cocina canaria y especialidades de la zona de una forma creativa y sabrosa. Para ir abriendo boca, en primer lugar llegó la ensalada Mario, compuesta por diferentes frutas como kiwi, piña y naranja. También estaban presentes las nueces, gambas, daditos de queso y mézclum (conjunto de diferentes tipos de hortalizas de hojas como: rúcula, lechuga, escarola, endivias y perifollo). Esta deliciosa ensalada la acompañamos con el pan ecológico que ellos mismos hacen, elaborados con una mezcla de harinas ecológicas de trigo duro, espelta integral y trigo integral. Además, cuentan con un huerto orgánico donde cultivan gran parte de las plantas aromáticas, verduras y hortalizas que utilizan. «Nos encanta usar ingredientes locales cuando nos enfrentamos al desafío de crear nuevos platos para ofrecer fuera de carta», afirman los hermanos Torres.

Para continuar, probamos las cebollitas de Guayonje, (aros de cebolla aromatizados y fritos en aceite de oliva) y las croquetas del día, que en este caso eran de queso. Estas se encontraban en el perfecto punto de textura, deshaciéndose así en el paladar.

Por otro lado, nos decantamos por la carne Fiesta Ibérica (cochino frito adobado con papas fritas) y los huevos pijos (huevos de corral sobre papas paja y salteado de gulas al ajillo). Dos platos exquisitos acompañados de unas vistas únicas del Valle de La Orotava y del Puerto de La Cruz, una combinación perfecta.

Para finalizar, llegó el momento más dulce de la comida. Tres deliciosos postres con una presentación muy apetecible, combinando diferentes texturas, sabores y colores. La panna cotta, la mousse de chocolate y la tarta de pera, fueron la guinda perfecta a este distinto y rico almuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.