• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-platano-de-canarias
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Gofio escaldado con costillas Receta
imagen-patrocinador-comeztier
GOFIOESCAL_RECEl gofio canario tiene una gran tradición en las Islas Canarias. Un producto altamente nutritivo que cada vez es más valorado tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. El gofio escaldado nos permite disfrutar del sabor del gofio mezclado con la intensidad de las costillas. Una delicia para los días de frío.
Ingredientes:
Para 8 personas
Relación
Cantidad
Gofio (de trigo o de millo)
1 Kg.
Cebolla
250 gr.
Papada salada de cochino (tocino)
250 gr.
Costilla salada de cochino (cerdo)
250 gr.
Hierba huerto
Unas hojitas
Ajo
3 dientes
Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
5 cucharadas soperas
Pimienta verde picona (de la PM) *
Una pequeña (* Opcional)
Agua (de guisar las costillas)
La que se necesite para cocer las almejas
Elaboración:
  • Lavar bien en agua fría la papada y las costillas (mejor desde el día anterior) quitándoles bien la sal que pudieran traer. Ponerlas en agua y cambiársela entre 2 y 5 veces (dependiendo del grosor). Es suficiente unas 3 veces a razón de un cambio cada 6 horas.
  • Guisar la papada y las costillas en la forma acostumbrada, una horita, aproximadamente, cosa que se puede hacer con el resto de las costillas y las piñas de millo. Antes de añadir las papas a las costillas y piñas, sacar la papada y una de las costillas, cuidando de que ésta tenga un poco de buena carne y no sólo hueso y grasa.
  • Mientras se guisa la costilla y la papada, lavar, pelar y picar la cebolla muy finamente y hacer lo mismo con los tres dientes de ajo.
  • Poner un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y calentar los tres dientes de ajo laminaditos, hasta que empiecen a estar dorados, momento en el que se retiran.
  • En el aceite que ha quedado en la sartén, pochar la cebolla muy finamente picada y pochar lentamente a fuego medio, hasta que esté transparente.
  • Cuando la costilla y papada estén guisadas, deshilachar la carne de la costilla con cuidado y desmenuzar la papada lo más finamente que buenamente se pueda.
  • En un recipiente (a ser posible de barro) poner el gofio en polvo, la carne deshilachada de la costilla, la papada desmenuzada, la cebolla pochada y las hojitas de hierba huerto.
  • Sacar un poco de agua en la que se están terminando de guisar el resto de las costillas con las piñas de millo y las papas, y en un caldero aparte hacer que hierva.
  • Ir echando el agua hirviendo a la mezcla del gofio poco a poco y amasar hasta dar el punto deseado, que no debe ser ni muy fluido ni muy espeso.
  • Si se desea que pique, añadir una pimienta verde quemona (guindilla de la puta la madre) cortadita en aritos y añadir a la mezcla del gofio ya escaldado.
El gofio canario tiene una gran tradición en las Islas Canarias. Un producto altamente nutritivo que cada vez es más valorado tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. El gofio escaldado nos permite disfrutar del sabor del gofio mezclado con la intensidad de las costillas. Una delicia para los días de frío.