• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-platano-de-canarias
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Trufas y Jareas ¡Una de trufas y otra de jareas! Dos rincones gastronómicos diferentes, con una sabor y calidad de primera
Los responsables de este pedacito de tiempo dedicado a estas líneas son dos restaurantes cercanos al Parque García Sanabria, el Restaurante Sagrario y la Tasca Tagoror.
trufas
Dos restaurantes: uno muy de trufas (Sagrario) y otro muy de jareas (Tasca Tagoror) Se trata de dos locales de lo más diferentes, de conceptos opuestos pero con algo en común, realmente buenos
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias
11 mayo 2016
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En Santa Cruz de Tenerife, por los alrededores del Parque García Sanabria, existen numerosos establecimientos que, poco a poco, están consiguiendo que esta zona de la capital chicharrera se esté colocando a la cabeza de la gastronomía de la ciudad. Rodeada por la Rambla de Santa Cruz, el Parque y varios hoteles constituye un enclave ideal para un relajante paseo de día o de noche y, cómo no, disfrutar de una gastronomía rica y variada.

Muchos son los restaurantes que ocupan un pequeño hueco, pero dos son los responsables del pedacito de tiempo dedicado a estas líneas.

Restaurante Sagrario, en Doctor Guigou, de la siempre amable y experta en este mundo de la gastronomía, Sagrario Pablos Juez, quien a lo largo de años de profesión a sus espaldas y dirigiendo la sala de manera magistral, se merece el reconocimiento al buen hacer culinario. Su simpatía y saber estar hacen de su pequeño establecimiento uno de los lugares con mejor calidad de la gastronomía chicharrera.

Su chef utiliza una materia prima para quitar el hipo y crea elaboraciones capaces de llevarnos desde el Mar Cantábrico a la mismísima Ávila, o fusionar nuestra cocina mediterránea con la tan de moda actualmente cocina niqqei. Incontables son las magníficas elaboraciones ofrecidas, como un sabrosísimo Tataki de atún con vinagreta de soja o un fresco Ceviche de jurel, que supondrán un perfecto inicio para tan agradable experiencia.

Podremos seguir con marisco, siempre de categoría superior, como bogavantes, carabineros, coquinas o unos chipirones con berberechos que nos llevarán de un solo bocado al fondo marino. Un buen chuletón de Ávila o un pescado, siempre en su punto, elaborado de la forma que más nos apetezca, estará extraordinario. La Mousse de polvito uruguayo nos hace recordar al mejor “polvito” servido en nuestra vecina Gran Canaria.

La Tasca Tagoror, en José Navieras, hace realidad en este mismo distrito un local entrañable, “pequeñito”, que observa permanentemente el majestuoso edificio localizado justo enfrente de su puerta: El Iberostar Grand Hotel Mencey. La tasca Tagoror, con su tradición de muchos años atrás y dirigida actualmente por Berto, es ya un seguro de vida de la gastronomía de Santa Cruz.

Incontables son las ocasiones en las que he visitado esta pequeña tasca con encanto, y todas y cada una de ellas se han caracterizado por la calidad de su comida. No se pueden dejar en el tintero unos sencillos pero riquísimos Tomates con aguacate aliñados, algo tan simple, pero tan bueno. El aliño es extraordinario y bien conocido por clientes y sabedores de la existencia de esta “tasquita”. Una tortilla española elaborada de distintas maneras, con cebolla, con aguacate, o simplemente de papas y “ya está”, es probablemente de las mejores tortillas de Santa Cruz de Tenerife.

Un distrito de lo más “variopinto”, culinariamente hablando. Muchos locales que merecen ser visitados y dos establecimientos muy diferentes. El primero de lo más Gourmet, con una solera única y un producto inigualable, que unido al encanto del local y al de Sagrario Pablos, es uno de los restaurantes de más nivel de la capital chicharrera. El segundo, pequeño y lleno de encanto, con el mismo personal y sabor de siempre, que le suministra el elixir de la eterna juventud y que hacen que su cocina ante todo esté buena.

Se trata de dos locales de lo más diferentes, de conceptos opuestos. Establecimientos, a priori sin demasiadas similitudes, pero con algo en común, realmente buenos y merecedores de ser contados en estas líneas. Dos restaurantes: uno muy de trufas y otro muy de jareas.