• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-platano-de-canarias
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Trufas y Jareas Un mesón castellano y adelantado El Mesón La Hijuela le da un sabor castizo a la Ciudad de los adelantados
En abril de 2016 abre sus puertas el Mesón La Hijuela, cuyo sabor a cocina tradicional, basada en embutidos, quesos y carnes de elevada calidad, aportan a La Laguna una solera ideal para combatir el frío y humedad que la invade silenciosamente.
meson-hijuela
• Un trato amable y muy profesional son uno de los grandes estandartes de este “Mesón Lagunero”
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias
27 julio 2016
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

San Cristóbal de La Laguna, ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y un icono de la gente de Tenerife, constituye un núcleo urbano de bella factura. Sus calles, siempre llenas de gente local o foránea, poseen un encanto y vida que la hacen única en todo el Archipiélago.

La ciudad de los Adelantados y de la Cultura, alberga una de las instituciones de más historia de nuestro territorio nacional, La Universidad de la Laguna.

La Laguna, ciudad estudiantil por excelencia en el archipiélago canario, huele a vida universitaria desde que uno pone un pie en su suelo y tiene un sabor especial para los laguneros y para todo aquel que tiene la oportunidad de disfrutar de sus calles, monumentos y vida cotidiana.

Desde la calle Santo Domingo, a la Plaza del Adelantado, Calles Obispo Rey (antigua La Carrera) y San Agustín, vigiladas incesantemente por La Catedral y la Iglesia de la Concepción, podríamos disfrutar horas y horas de su arquitectura, monumentos e historia y, cómo no, de la buena mesa. Son muchas las pequeñas tascas y restaurantes con encanto que le dan vida a esta ciudad. Sus terrazas y pequeñas barras hacen de ella un atractivo gastronómico en Tenerife, pero… ¿y si quisiéramos trasportarnos a ese mesón tradicional con sabor a Castilla?, a ese mesón típico de la Península.

Allá por el año 2005, y fruto de su amor a la tierra isleña y al mundo de la viticultura, Jesús Ramírez Rosado, un chicharrero de adopción y amante de nuestra tierra, decide embarcarse en un proyecto muy gratificante, la creación de una bodega familiar y muy especial. En este año, en la zona de Machado, en el Municipio de El Rosario, Don Jesús adquiere unos terrenos en los que en el año 2008 son plantados por vides por primera vez, naciendo así la Bodega La Hijuela. De uva Syrah, y apoyado por el enólogo Pedro Sánchez Rodríguez, nace en el año 2012 Horus, su primer vino.

Muchos han sido los éxitos en esta corta vida de la bodega y gracias a este tesón, amor por la vid, el vino, la tierra que lo hace nacer y nuestra gastronomía, se crea en San Cristóbal de La Laguna a finales de abril de 2016, el primer mesón castellano de la ciudad, el Mesón la Hijuela.

El Mesón La Hijuela le da un sabor castizo a la Ciudad de los Adelantados, ese sabor a cocina tradicional de la buena y una solera especial.

Nada más llegar nos aborda el aroma a jamón, queso o cualquier otro producto ibérico de nuestra variada y magnífica geografía gastronómica. La Hijuela constituye un mesón con todas las de la ley.

Los jamones, colgados de su techo y mirando desde arriba a una barra que sólo verla invita a sentarse a tomar una caña, son el gran atractivo visual que asalta a nuestra retina nada más poner un pie en su interior.

En la Hijuela, reina la amabilidad. Su servicio, siempre vigilado por Don Jesús, es de primera. Siempre atentos a cada una de las mesas y la barra, hacen que en la Hijuela uno se sienta como en casa. Un trato amable y muy profesional constituye uno de los grandes estandartes de este “Mesón Lagunero”.

La Hijuela nos ofrece una carta variada, rica en productos tradicionales de nuestra cocina castellana. Unos ibéricos y unos quesos variados, acompañados por una caña bien tirada, son un buen punto de partida para una comida calórica en una ciudad cuya eterna humedad nos atrapa silenciosamente.

Este restaurante basa su carta en productos de la cocina castellana, pero se decanta por carnes de elevada calidad, por lo que, tras una tapa de camarones frescos y unas habitas con jamón ibérico, tendremos que estar preparados para un buen chuletón hecho en su punto ideal y acompañado por el producto estandarte de este negocio familiar, Híboro, marca de bandera y referencia de Bodegas La Hijuela.

Híboro, de variedad Syrah, constituye un tinto barrica que, tras tres meses de creación en las mismas, nos aporta unos aromas a frutos rojos con toques de chocolate que maridará a la perfección con carnes rojas, pero también con cualquier queso o embutido.

Bodegas La Hijuela y su mesón castellano lagunero generan, en San Cristóbal de La Laguna, un aire castellano que pedía a gritos y que tanto le aporta gastronómicamente a ese frío encantador de la Ciudad de los Adelantados. Todo un acierto para el entorno que lo rodea.