• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • img-sponsor-torres
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Trufas y Jareas Luces, cámaras y sabor La gastronomía y la gran pantalla han estado mucho tiempo unidas para abrirnos el apetito a base de buenas historias.
Un pequeño paseo por grandes títulos cinematográficos con mucho sabor.
movie-918655_1920
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias • Muchas veces las recomendaciones gastronómicas no se comen sino simplemente se ven.
. La gastronomía no solamente se encuentra en la vida real. El cine gastronómico nos abre cada día más el apetito y, además, nos trasporta a la realidad de las cocinas.
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias
22 marzo 2017
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La gastronomía ocupa cada vez más un lugar muy importante en nuestras vidas, en nuestra cultura. Cada día están más de moda los grandes chefs, los talent show de cocina, como el ya tan establecido Masterchef, y cada día le damos más importancia a una buena cena con amigos, en compañía de nuestra pareja o incluso, decidimos en qué ciudad dormir en un viaje, dependiendo del restaurante al que nos gustaría ir a probar sus elaboraciones.

Muchas veces las recomendaciones gastronómicas no se comen sino simplemente se ven. La gastronomía no solamente se encuentra en la vida real. El cine gastronómico nos abre cada día más el apetito y además nos trasporta a la realidad de las cocinas.

Y es que, a lo largo de los años, han existido numerosas películas que, por su historia culinaria de amor o sobre el sufrimiento que experimenta un cocinero en el camino a la gloria, nos ha cautivado y dejado un recuerdo fabuloso sobre la vida que rodea a los fogones.

Son muchas las dificultades que un chef se encuentra desde que comienza su periplo culinario hasta convertirse en un gran cocinero. Las decepciones, divorcios o enfados con nuestros seres queridos que produce un restaurante y, muchos son los largometrajes que exponen este difícil camino como es el caso de “Deliciosa Martha” de Martina Gedeck, o su remake norteamericano “Sin Reserva” de Catherine Zeta-Jones y Aaron Eckhart en las que una cocinera obsesionada por ser una gran chef se olvida durante un tiempo de los suyos.

Un ejemplo de cómo hacer “Una buena receta” se la aplica de maravilla Bradley Cooper, en un largometraje que nos enseña magníficamente lo dura que llega a ser la vida en el interior de un restaurante de Estrella Michelin y la verdadera yincana que hay que recorrer para conseguir una de las tan preciadas estrellas.

La comida rápida y los Food trucks tan de moda y tan establecidos a día de hoy también tienen su hueco en vida cinematográfica y es que en la película “Chef” con Jon Favreau y Sofía Vergara, un matrimonio separado por los fogones de un restaurante de estrella, encuentran de nuevo el amor en los orígenes de ella y de unos fabulosos tacos mejicanos al son de música latina y Food Truck.

Y, claro está, que los más pequeños no podrían estar fuera de esta vida culinaria. El mundo animado los lleva a través del nombre de una gran receta clásica, la Ratatuille, a hacer de una rata enamorada de la cocina una gran cocinera.

Son muchas las películas que ponen de manifiesto la vida culinaria. Son muchas las que se han quedado en el tintero y grandes obras cinematográficas como “Como agua para el chocolate” o la francesa “Chocolat” con Johnny Deep y su toque siempre peculiar.

La gran pantalla y su cine gastronómico también se han colado para abrirnos el apetito, y claramente hacer buena crítica. Vayamos al cine, tomemos unas cotufas y disfrutemos de la cocina a través de la vista. Reservemos para dos, a nombre del Séptimo Arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *