• Patrocinio Principal
    • img-sponsor-cajasiete
  • Patrocinio Institucional
    • img-sponsor-sociedad-desarrollo
  • Patrocinio Empresariales
    • img-sponsor-torres
    • logo Comesa
    • dialte-logo-2016-cmyk-jpg-2
    • logo-carioca
    • galeon_outlet
    • muymucho
    • img-sponsor-montesano
    • img-sponsor-loro-parque-y-siam-park
    • img-sponsor-heineken
    • img-sponsor-el-gusto-por-el-vino
    • img-sponsor-el-corte-ingles
    • img-sponsor-comeztier
    • LogoInsulaGastrocanarias
    • img-sponsor-bodega-la-hijuela
  • imagen-apuntate
  • imagen-plan-de-mejora
  • imagen-binter
  • imagen-tenerife
  • imagen-gobierno-canarias
  • imagen-plan-de-gastronomia
Trufas y Jareas Buena mesa y buen humor, dos grandes acompañantes Iván Pérez siempre nos recibe en Tasca Faracho con buen sentido del humor y un servicio que invita que queramos volver una y otra vez
La Tasca Faracho y sus carrilleras son un obligatorio de la Ciudad de Los Adelantados. Ante todo, se come bien o, mejor dicho, de maravilla, a base de elaboraciones de toda la vida, pero con un sabor extraordinario que permanecerán en nuestra memoria durante mucho tiempo.
549329_294428364017749_323241252_n
Interior de la Tasca Faracho en San Cristóbal de La Laguna • En Tasca Faracho no puede dejar de probar alguna de las muchas cervezas artesanas que Iván nos ofrece y una de sus grandes pasiones y aficiones.
Juan Antonio Hernández Ponce / GastroCanarias
21 junio 2017
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Cuando salimos a comer o a cenar esperamos sobre todo que nos guste lo que “nos echamos a la boca”. Nuestro paladar tiene la capacidad de retener mediante el sentido del gusto aquellos sabores que hacen que no olvidemos un plato y, que recordemos un restaurante en particular por uno en concreto.

Pero un restaurante, bar, tasca o casa de comidas no sería igual si su servicio no está a la altura de lo que llega a la mesa.

Cuando disfrutamos de una comida, además, la compañía será fundamental, ya que conseguirá que un plato, nos llegue al sentido del gusto y a la memoria de diferente manera y, hasta una buena compañía puede conseguir que un vino, a priori normalito, pueda llegar a estar buenísimo.

En San Cristóbal de La Laguna, existe un pequeño gran rincón gastronómico, donde además de buena mesa y un gran servicio, siempre se nos recibe con una mejor sonrisa.

En medio de una de las calles que, a mi modo de ver, tiene más encanto en la Ciudad de Los Adelantados, la Calle Santo Domingo que, con la bonita Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, nos invita a terminar un paseo de la mejor de las maneras, con buena mesa.

La Tasca Faracho situada en la Calle Santo Domingo nº26, es un lugar en el que desde que uno pone un pie dentro, Iván Pérez nos recibe contento, con ganas de dar de comer bien a sus clientes, con un gran sentido del humor y, por supuesto, con la mejor de las maneras de atender a los comensales: siempre con una sonrisa.

En un local pequeño, con mucho encanto y con unas botellas de vino con la rúbrica de los comensales vigilando desde el techo, la Tasca Faracho es una visita obligatoria de La Laguna.

Si o si, cuando uno llega a la Tasca Faracho, no puede dejar de probar alguna de las muchas cervezas artesanas que Iván nos ofrece y una de sus grandes pasiones y aficiones. La Jaira de Gran Canaria tipo IPA o T-IPA (Indian Pale Ale) es una buena opción, por ejemplo. Esta última posee propiedades de la clásica IPA, pero se le incorpora el atrevido color rojizo del tuno indio (higo chumbo rojo), fruto endémico de las Islas Canarias. De tonalidad rojiza, burbuja pequeña y espuma cremosa posee cierta complejidad en aromas afrutados que recuerdan al tuno, así como a otras frutas tropicales y a cítricos. Su amargor es intenso, pero equilibrado con la malta.

En Tasca Faracho ante todo se come bien o, mejor dicho, de maravilla, a base de elaboraciones de toda la vida, pero con un sabor extraordinario que permanecerán en nuestra memoria durante mucho tiempo.

Son muchas las recetas que se pueden degustar en Tasca Faracho. Endivias con queso azul, avellanas, pera, aceite de oliva virgen y, auténtica fruta de la pasión, unas pochas con pulpo y panceta ibérica de bellota o unas imprescindibles y que nunca pueden faltar, carrilleras de cerdo, cuya textura, pero sobre todo sabor, quedarán para siempre en nuestra mente.

Todo ello podrá ser acompañado por algún vino, de autor, como un Benje de proyecto Envinate. Este fabuloso caldo se obtiene a partir de 1.000 metros de altitud, en Santiago del Teide, de parcelas viejas de Listan Prieto con un poco de Tintilla, llamadas “Masca”, “La Zanja”, “Valle de Arriba” y “Llano Redondo”. Se trata de una expresión pura y vertical de gran altura del terruño canario volcánico, con notas de frutos rojos, granos de pimienta, flores y suelo volcánico.

La Laguna está de enhorabuena. Tasca Faracho ocupa un rincón culinario con encanto en una calle con mucha solera y, donde ir a comer es un gusto, toda una experiencia y, donde todo siempre está aderezado con el mejor de los acompañamientos: La mejor de las sonrisas.

One Response to Buena mesa y buen humor, dos grandes acompañantes

  1. MFG dice:

    Bravo por el Faracho, sí señor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *